• 04/06/2019

Cloud o no cloud... ¿es esa la cuestión?

Escritorio remoto

Las soluciones Cloud para profesionales, empresas y organizaciones… ¿son una moda, una tendencia comercial o es inevitable la evolución hacia la nube? Cuando una empresa se plantea la posibilidad de migrar su negocio a la nube debe plantearse qué ventajas tiene la migración a la nube, qué inconvenientes deberá afrontar y cuándo dar el paso.

Ventajas de la actividad en cloud

Las ventajas de tener las aplicaciones y servicios en la nube son muy amplias:

  • Acceso desde cualquier lugar y dispositivo: acceso al escritorio de trabajo de la oficina desde tablet, PC, portátil o smartphone.
  • Continuidad de la actividad: sus equipos siempre a salvo, custodiados y siempre operativos en un centro de datos con las máximas medidas de seguridad y protegidos frente a robo, pérdida, incendio, cualquier otro desastre o ciberataque.
  • Siempre funcionando y operativo: equipos virtualizados siempre sin cortes energéticos ni de comunicaciones (alta disponibilidad) y protegidos frente a la rotura de componentes (redundancia).
  • Sistema escalable: adapte la capacidad de su sistema informático contratando sólo lo que necesite en cada momento, al alza y a la baja. Desplegable en cualquier lugar del mundo en el momento en que su proyecto lo requiera.
  • Gestión de niveles de acceso y seguridad: incluyendo restricciones horarios, por tiempo, por perfil profesional, etc.
  • Sin inversión: dependiendo del modelo de Cloud, se factura por el servicio contratado, pago por uso, en hardware y licencias.
  • Menos personal propio dedicado: la gestión Cloud asume parte de las funciones de securización y continuidad de la actividad que en los esquemas tradicionales realiza personal dedicado.

Desventajas de migrar a la nube

También existen desventajas a tener en cuenta que dependen del proveedor Cloud.

  • Convertirse en cliente cautivo de la solución cloud: la empresa/organización pasa a depender en gran medida del proveedor seleccionado y a su tecnología para prestar sus servicios.
  • Ver limitados los servicios: los servicios ofrecidos por la empresa dependen de la capacidad de servicio del proveedor Cloud seleccionado.
  • Difícil cambio entre plataformas:  cambiar de un proveedor a otro, o volverlos a traer a la infraestructura privada de su empresa no es sencillo.
  • Hay que estudiar qué proveedor se ajusta mejor a las necesidades de su empresa: coste del servicio y su presupuesto disponible; coste de formación de los empleados sobre la nueva plataforma cloud; atención a clientes…
  • Costes de transformación de su empresa: debida a la adopción de la plataforma cloud.
  • Resistencias al cambio: en los departamentos de sistemas y especialmente entre el personal técnico de administración.

Cómo migrar a la nube

  • Asegúrese de que su sistema sea estable (infraestructura y aplicaciones a publicar en la nube) antes de la migración.
  • Trabaje la natural resistencia al cambio de los empleados en toda organización (la incertidumbre que genera el nuevo escenario es un mal compañero de viaje)
  • Seleccione un equipo con experiencia en procesos de migración a Cloud.
  • ¿El momento idóneo? El interés que le habrá despertado el Cloud seguramente nace del interés por aprovechar la economía de costes del modelo Cloud. Pero hay otros indicadores en su actividad que pueden indicar el momento idóneo para dar el paso: necesidad de disponibilidad y resiliencia de la plataforma de servicio online, escalabilidad del modelo de negocio que requiera presencia internacional y fuerte inversión en infraestructuras TI, etc.

Pasos para llevar sus aplicaciones al Cloud

  1. Definir el tipo de Cloud necesita la empresa
  2. Decidir qué aplicaciones llevar al Cloud
    • migrables: las que no requieren ningún ajuste y funcionarán igual que en el entorno físico actual.
    • transformables: para ajustarse a las características del Cloud seleccionado.
    • reconstruibles: si los cambios son abundantes, reconstruir el servicio desde cero puede ser la opción más rentable.
    • no migrables: si el servicio no puede llevarse al Cloud o tiene un coste excesivo.
  3. Realizar pilotos de la migración: para aprender cómo se adaptará la empresa a la nueva plataforma de servicios, qué cambios habrá que hacer, etc.
  4. Definir qué gasto puede asumir la empresa en Cloud: es un elemento clave y pasa a ser crítico si durante el proceso de transformación afloran costes adicionales no previstos o si las previsiones iniciales de coste del cambio no se cumplen.
  5. Ser paciente: el cambio es de tal calado que hay que tener claras todas las implicaciones sobre su modelo de negocio. Es preferible probar un piloto de la migración que lanzarse al proceso como si se tratara de una aventura y evitar equivocarse.

En Efika tenemos experiencia gestionando cloud empresarial. Contacte con nosotros, analizaremos su caso particular, le ayudaremos a definir qué Cloud necesita, diseñaremos la migración de las aplicaciones y servicios que decida trasladar a la nube y le acompañaremos tanto en el proceso de migración, como en el mantenimiento y optimización de su plataforma cloud de negocio.


Tags: acceso remoto, ahorro de costes, copias de seguridad, disco duro

Categorías

Tags