• 24/06/2019

Pymes y autónomos también están amenazados por el ransomware

Ciberseguridad

En 2019 en España hay casi 1,33 millones de pymes con asalariados y más de 1,55 millones de autónomos. Ambos colectivos son muy vulnerables a los ciberdelincuentes por su tradicional falta de medios para garantizar su seguridad informática. Entre las fuentes de ciberriesgos más comunes está el ransomware, los programas que secuestran digitalmente ordenadores de sobremesa, portátiles y servidores (y discos de copias de seguridad).  

Recientemente, la Guardia Civil ha cifrado en un 40-50 % el ritmo de crecimiento anual de la ciberdelicuencia en España. No es posible encontrar datos estadísticos sobre el nivel ciberdelitos que sufren pymes y autónomos en España por la falta de denuncias al respecto (algo que Reglamento General de Protección de Datos y Ley Orgánica de Protección de Datos aún no han corregido).

Como los casos de ciberataques que pueblan la prensa nacional se refieren a las grandes empresas, que representan una parte ínfima del tejido industrial y de servicios español, la realidad de la pyme y autónomos respeto a la ciberseguridad es que

  • si bien no pueden realizar el mismo esfuerzo económico en ciberseguridad que una gran empresa
  • aunque no dispongan de un grado de cultura de ciberseguridad suficiente, conseguir implicar a sus equipos (pymes) y asumir competencias básicas en ciberseguridad (autónomos) es más sencillo.

Históricamente, sólo las empresas de cierta dimensión y las grandes corporaciones eran el centro de los ciberataques. El auge creciente de la ciberdelincuencia ha “popularizado” los objetivos de los ciberdelicuentes que han aprendido que atacar a empresas más pequeñas genera menos botín potencial, pero es mucho más sencillo por su menor grado de ciberprotección.

El ciberataque con ransomware es un tipo de ataque cibernético capaz de cifrar los datos de los ordenadores conectados a una red y sus servidores (incluyendo los discos de copias de seguridad), que bloquea el acceso de sus propietarios y ofrece la “liberación” de contenidos a cambio de un rescate (generalmente en bitcoins por su imposibilidad de seguimiento policial). Para profesionales y empresas de pequeño tamaño, perder la información les puede abocar a desaparecer.

Como el virus llega a los ordenadores de pymes y autónomos mediante el envío de correos electrónicos que incluyen un archivo adjunto, la primera línea de defensa frente al ransomware es el usuario (los empleados de la pyme y el propio autónomo). Y siempre es el eslabón más débil.

Evitar que los ciberataques afecten a su pyme o su despacho profesional está en su mano. Nuestro servicio de Simulador de Ciberataques Efika Attack Simulator le ayuda a concienciar a su personal sobre la importancia de una buena prevención que proteja contra los ciberataques. Gracias a Efika Attack Simulator aprenderá cómo evitar los ciberataques y su organización estará más segura. Contacte con Efika. Sabemos cómo ayudarle.


Tags: pymes, autónomo, ciberataque, ransomware, secuestro de archivos, simulador de ciberataques

Categorías

Tags